CONFORMISTaS

Como veo que todavía no ha quedado claro cual es el modo correcto de mayusculizarse, voy a seguir explicando las formas de proceder  para completar con éxito la operación. 

 Lo que no debe hacerse cuando se busca la mayusculización es ser conformistas. Hay que mantener siempre un espíritu crítico y buscar de qué modo las cosas podrían mejorarse. Porque todo es mejorable, todo todo. Nuestra casa, nuestro trabajo, nustra pareja... El árbol que nos da sombra en verano podría ser más frondoso o menos frondoso. O más alto, o con los menos pajarillos, o etc. El fuego de la chimenea en invierno podría chisporrotear mejor, el té podría ser negro en vez de rojo y la manta mullida podría ser de algodón en vez de sintética. O podría ser de otro color. 

 Todo es mejorable, aunque las minúsculas no lo saben y suelen conformarse, quedándose encandiladas, con esa sonrisa boba, disfrutando de la tarde de un domingo cualquiera como si fuera el día más feliz de su existencia, sin alcanzar a comprender cuantísimo falta hasta alcanzar la perfección. Y este conformismo idiota es lo que las tiene atrapadas ahí, en su minusculez.

4 comentarios:

  1. Puesss... No sé... Á mí me parece que no es una cuestión de ser conformista, sino de valorar que lo que se tiene es perfecto. ¡No, No! y No! ¡Me niego rotundamente! Tú piensas mayusculizarte? Je, je...

    Muchos bessstiasss fessstivosss

    ResponderEliminar
  2. Mi querida Minúscula. Vengo a decirle que aunque mi ausencia haya sido imperdonable, voy a ponerme al día de todos sus escritos y que si allí en la lejanía adivina una carcajada o un suspiro tierno, no se preocupe, es un servidor que ha vuelto a caer rendido ante la ternura de sus simpáticas letritas.

    ResponderEliminar
  3. Si todo es mejorable en esta vida... las minúsculas aún más!!!!!! Vaya, conformarse con semejante nimiedad, habráse visto...!

    ResponderEliminar
  4. Ay, Luz, que minúscula eres y con qué falta de pudor lo proclamas!
    Bessstias besuconesss

    Tanhäuser, cuánto tiempo sin verte!!! Gracias mil por la ternura que le pones a la lectura.

    Mercedes, pues ya ves, las bobas, con qué se conforman y encima tan felices. Menos mal que tú sí que me entiendes.

    ResponderEliminar