INDIGNaDAS

Cuando las minúsculas de un capítulo se indignan, no se les ocurre otra cosa que apelotonarse todas juntas en una misma página, en señal de protesta, lo más apretaditas posible, haciendo imposible distinguir a las unas de las otras, en una masa compacta de patitas y redondeces enredadas.  
Y revueltas así, sacarán sus lápices de colores, sus guitarras o sus disfraces, pues, por indignadas que estén, no dejan de ser minúsculas que sólo entienden de minusculeces.

Ante semejante revolución, las mayúsculas se encogen de hombros y siguen a la suya: ¿y qué si están indignadas? ¿y qué si son muchas? Bah, sólo se trata de unas minúsculas.


14 comentarios:

  1. Jaja... me imagine la escena. Sólo faltaría que las minúsculas saquen las cacerolas a la calle y formen un piquete. ¿Te lo imaginas?

    mariarosa

    ResponderEliminar
  2. Me lo imagino, Mariarosa, me lo imagino. De hecho lo hacen y se montan unas fiestas muy sonadas con las cazuelas, sartenes y cazos.

    ResponderEliminar
  3. Las mayúsculas debieran perder sus privilegios por un tiempo y dejar de encabezar las frases, solo así comprenderían la indignación de las minúsculas, bss

    ResponderEliminar
  4. ¿sólo se trata de unas minúsculas? ... qué peligro!! cuando muchas minúsculas se juntan, algunas mayúsculas tiemblan...
    besitos

    ResponderEliminar
  5. las mayúsculas, en su mayúscula soberbia, no parecen darse cuenta de lo mucho que puedan hacer, por pocas que sean, las minúsculas cuando comulgan y por más que, hasta ahora, sólo sea con lápices de colores, guitarras o difraces.
    Buenísma entrada.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo dijo...Digamos que comparo a las minúsculas con el pueblo de a pié, y cuando ellas se apelotonan, como dices, la estampa irradia luz, tan brillante como la del "sol", solidaridad, deseos de justicia, aunque las "tontas" no sepan que sus voces unidas viajan por los cinco continentes y su imagen puede llegar a formar una bandera: la de la paz.

    Besitosss besstiales, ami

    ResponderEliminar
  7. Rosana, ¡uy, lo que has dicho! Espero que ninguna mayúscula lo lea, por tu bien.
    Un beso

    Glora, pues yo no he visto nunca temblar a una mayúscula, de hecho no hay constancia ni estudios científicos que demuestren que las mayúsculas se enteren de qué va la cosa, desde su posición en las alturas.
    Besos

    Cal Viva, es porque las mayúsculas sólo usan los lápices de colores en la etapa infantil, así pues ignoran el poder de éstos.

    Pues no, Luz, las minúsculas, como ya sabemos, no se enteran de muchas cosas. Ahí están, a la suya, dibujando y cantando. Angelitas.
    Bessstialidad de besitosss

    ResponderEliminar
  8. ...Es que ya se sabe, las mayúsculas son muy... "dignadas".

    ResponderEliminar
  9. Tú lo has dicho, Mercedes. Al fin alguien razonable por aquí que no se deja la piel defendiendo a las bobas.

    ResponderEliminar
  10. Mejor descripción de la situación imposible, ya veremos si las minúsculas volverán al redil o acabarán hinchándose tanto que a su lado las mayúsculas parecerán pequeñas. De momento en dignidad son más "grandes" que ellas ;).

    ResponderEliminar
  11. En dignidad y en número, besos

    ResponderEliminar
  12. Chocoadicta, si las minúsculas no vuelven al redil por sí solas, se las pastoreará para que regresen. Es el protocolo.

    Rosana, en número sin duda, de toda la vida. Abre un libro cualquiera y verás.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Me siento más minúscula que nunca.

    ResponderEliminar
  14. Dintel, no es la primera vez que declaras este tipo de cosas... Ay...

    ResponderEliminar