CONVERSaCIONES (2)

Si bien las conversaciones entre mayúsculas y minúsculas son lamentables, también resultan poco eficaces las que llevan las maýusculas entre sí. Aquí el problema es el mismo: la atura que alcanzan las respectivas cabezas de las letras.

Pasa que, cuando dos mayúsculas debaten cara a cara y ambas letras se encuentran a la misma altura, sus argumentos chocan frontalmente, en vez de deslizarse los unos por entre los otros. Argumento tras argumento (pues las mayúsculas argumentan sin cesar), los discursos se acumulan ahí, a mitad camino entre las dos letras, formando un muro dialéctico que en un momento dado se hace imposible traspasar (y comprender). Siendo que las letras no son seres mortales y que las mayúsculas jamás se rinden, algunos de estos debates llevan cientos y cientos de años en marcha.

En cuanto a las minúsculas, dadas sus limitadas y simples mentes, jamás consiguen sacar nada en claro de estas conversaciones en las alturas. Escuchan a boquita cerrada durante unas horas, para después marcharse a hacer algún dibujo en plastidecor, con casitas y flores.



15 comentarios:

  1. Lo que ocurre, pienso yo, es que hay discursos largos, vacíos y repetitivos a más no poder, y resultan aburridos, muy aburridos, y las minus, según me han contado, no soportan el aburrimiento.

    Besitosss

    ResponderEliminar
  2. Luz, estás en lo cierto, las minúsculas tienen muy poca tolerancia al aburrimiento. Y como no entienden nada en estas conversaciones, pues...

    Besssitos

    ResponderEliminar
  3. ...y cada vez que las mayúsculas discuten crecen unos centímetros más, y cada vez están más alejadas de los plastidecors que casi siempre andan por los suelos...Bss

    ResponderEliminar
  4. Así es, Rosana, cada vez están más alejadas del plastidecor con tanto auparse. Pero no creo que a ellas les importe demasiado.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. LLegas a relatar tan bien la sociedad mayuscula/minuscula que si me preguntaran diria a pies juntillas que, de verdad, las letras hablan entre sí.

    ResponderEliminar
  6. Igual vale la pena pintar con plastidecor una casa lo suficientemente apañada para que mayúsculas y minúsculas compartan una misma línea, un pequeño recreo sin normas ortográficas dentro del libro, soy demasiado idealista? ¿cómo lo ves?

    ResponderEliminar
  7. Me gustaría ver la cara de las mayúsculas si las minúsculas hicieran unas simpáticas pintadas con los "plastidecores" en ese muro dialéctico...

    ResponderEliminar
  8. Jo, es buena idea la de Mercedes, unas pintadas en el muro dialéctico que lo tienen delante de las narices...mmmm....tendria que ser buena la frase...

    ResponderEliminar
  9. Bixitoluminoso, ni lo dudes, las letras hablan entre sí... y hacen muchas cosas más sorprendentes todavía, aunque lo hacen siempre a libro cerrado.

    Mercedes, muy buena idea la de hacer pintadas en el muro dialéctico, de no ser porque las mayúsculas lo consideran vandalismo.

    Rosana, con lo de la casa a compartir por mayúsculas y minúsculas, sin normas ortográficas ni nada, te ha adentrado demasiado en el idealismo, minúscula de ti.
    En cuanto a la pintada en el muro, si no fuera porque es un vandalismo, yo pintaría un monigote con la lengua fuera, en ambas caras del muro dialéctico.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Sí, Anca ya sospechaba que lo primero era demasiado idealista. Pintar en el muro me gusta, primero un monigote con la lengua fuera, síiii...i después, antes que las mayúsculas se repongan de la sorpresa, unas frases en mayúscula con lo que las minúsculas quieren/queremos decir...eso sí en plastidecor!

    ResponderEliminar
  11. Y ¿cómo sería esa frase, Rosana? Pensemos, pensemos.

    ResponderEliminar
  12. Qué difícil...una frase que lo resuma TODO! uy me voy a pilates...pensemos, pensemos...

    ResponderEliminar
  13. Bueno, comienzo la lluvia de ideas.

    Una propuesta podría ser escribir en el muro primero las letras mayúsculas de una historia (como la propuesta de Dersony)para que siguieran con la curiosidad. Al final, no sé cuando, se desvelaría la historia (es que creo que necesitaremos más de una frase para explicarlo TODO.
    Sigo pensando...

    ResponderEliminar
  14. Lo que sucede que las minus vienen en emvase pequeño, son como el perfume frances chiquitas y de calidad.

    Un beso.
    (Vengo disfrazada de anónimo, blogger me persigue)
    mariarosa

    ResponderEliminar
  15. Estoy impaciente, Rosana, por ver qué sale de aquí. Pero es evidente que una pintada debe hacerse con reflexión previa, si no, no dirá mucho.
    Un beso

    Mariarosa ¿qué le pasa a blogger contigo?
    Lo del envase pequeño es cierto, lo de chiquititas también. Lo de la calidad... depende los ojos con los que se mire y de los baremos en vigor.
    Un beso

    ResponderEliminar