DÍa SIN CARNE

Las minúsculas no comen vírgulas. Ni puntos. Ni acentos, ni guiones, ni ningún otro signo que ande correteando (o buceando) por el texto.

De ahí que, por mucho que me empeñe cada año en explicarle a la pequeñaja que el 20 de marzo los humanos celebran el día sin carne, no haya manera de acabar la conversación cómo es debido.
La boba me escucha hablar de las dietas humanas y, de pronto, empieza a temblarle la barbilla ("no me lo puedo creer", me dice con un hilo de voz) y se echa a llorar como una cría. Y se pasa el resto del día entristecida, acariciando su vírgula, cómo si pudiera remediar algo con ello.

En fin, ya desisto. Pero a vosotros sí os lo puedo contar, para que podáis uniros a la fiesta vegetal (y si llegáis tarde, no importa, podéis celebrarlo al día siguiente, o un día a la semana, o todos y cada uno de los 365 días del año).

20 comentarios:

  1. Vaya, no sabía que también había un día mundial sin carne... chacha, hay un día mundial para casi todo!!
    Muchos besitos aMINÚSCULa, cuánto tiempo sin verte!!!

    ResponderEliminar
  2. Sí, Glora, hay días para casi todas las grandes causas. Qué menos que un día ¿no?
    Muchos besos a ti también.

    ResponderEliminar
  3. No lo sabía. Pero ahora me he enterado, no cuesta nada hacerlo, al contrario es bueno para la salud.

    Buen fin de semana.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  4. Bueno, que siga acariciando a vírgula pero que no llore más la pequeñaja (no sé por qué, desde siempre "pequeñaja" se me antoja un apelativo lleno de cariño)

    Dile que todos la leemos y (al menos un día) vamos a sumarnos a ese día mundial de mañana 20.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. ¡Tomo nota! Si no fuera por ti no me hubiera enterado, porque esto no invita al consumismo o sí, de vegetales, pero debe ser más rentable lo otro, aunque no para los animales, claro.

    Ay, estas minúsculas qué tiernecitas son...

    Besitosss

    ResponderEliminar
  6. Mariarosa, es bueno para tu salud, para la del planeta y para la de quien debería estar en el plato. No cuesta nada, es cierto. Un día al año no cuesta nada y uno a la semana tampoco costaría nada.
    Que tengas una feliz degustación.

    Almena, la pequeñaja sigue hipando. Pero al ver que algunos se suman, empieza a recobrar la confianza en que algún día...
    Un besazo

    Luz, claro, es más rentable para los intereses de algunos. Para los animales no lo es, ni para los animales humanos siquiera, porque mira que es cara la carne de esas almitas. ¿Qué vegetal cuesta tanto el kilo?
    Bessitos

    ResponderEliminar
  7. mi querida amiga, me has dado un buen consejo: hoy ravioles de verdura y ensalada de rúcula con tomates.
    ¿Qué tal?

    Besitos domingueros.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  8. Riquísimo, Mariarosa! Se me hace la boca agua, si no estuvieras al otro lado del mundo me autoinvitaría a comer a tu casa.
    Gracias por apuntarte a la fiesta vegetal. Que tengas un felicísimo domingo. Muchos besos!!!

    ResponderEliminar
  9. No conocía sobre este día especial, Día Mundial sin carne. Si te escribo que como una vez por semana carne (si acaso...), estaría conmerando una alimentación más ligera, fácil de digerir y producir. Buena información.

    saludos

    ResponderEliminar
  10. Lo que son las cosas: sin saber lo del día sin carne, ayer hice lentejas! Esto es intuición femenina, y lo demás, tonterías!

    ResponderEliminar
  11. Esilleviana, entonces tu estás a un pasito de ser vegetariana. Espero que hayas disfrutado del día de ayer, con más razón, sin carne.

    Mercedes, lo que son las cosas, para mí las lentejas siempre estarán ligadas a mi paso al vegetarianismo. El día que me hice vegetariana yo no sabía que iba dar este paso, ni me lo había planteado siquiera. Estaba preparando unas lentejas con chorizo, según la receta habitual y, mientras estaban sobre el fuego me puse a leer. Y en ese momento leí que el animal que estaba comiendo no quería morir, quería vivir. Y ya. Nunca más comí carne ni pescado. Ni el chorizo de las lentejas me pude comer ya. Ni hubo despedida ni nada, fue una transformación instantánea.
    Así que cuidado con las lentejas en el día sin carne.

    ResponderEliminar
  12. pues no conocía de la existencia de ese día, bien hoy toca pescado.. gracias

    ResponderEliminar
  13. Jo, de repente las lentejas han adquirido un gran valor simbólico. Lo tendré en cuenta...a pesar de que hoy me he preparado unas berenjenas rellenas que, ayayayyy, llevaban carne.

    ResponderEliminar
  14. El día de mi cumpleaños es el día mundial sin carne... eso es que nací para ser vegetariana!!! ;)

    ResponderEliminar
  15. Vaya, se me pasó el día sin carne.
    Aunque yo con lo que disfruto es comiéndome letras de cuatro en cuatro. Y a veces hasta cinco, oiga, que estas dos sílabas son así.

    ResponderEliminar
  16. Pero Ico, el pescado no es un vegetal... No importa, puedes celebrarlo cualquier día del año.

    Mercedes, te puedo preparar unas berenjenas rellenas para chuparse los dedos y ni te enterarías de que no llevan carne. :)

    Alejandra, es una señal! No puedes negarte a tu destino! Por cierto, felicidades!

    Bisílaba, lo dicho, a celebrarlo otro día, hoy mismo si quieres.
    Ah, has sembrado el pánico entre mis minúsculas con lo que has dicho. Ahora están gritando todas como locas y no quieren ni quedar escritas aquí, tan cerquita, por si te entra hambre.

    ResponderEliminar
  17. Creo que lo intetaré primero con lo de flexivegetariana... parece más sencillo ;)

    ResponderEliminar
  18. Es un gran pasito, Alejandra, una pasito que salvará muchas vidas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Lo haré, por mí y por ellas, que no pueden hacerlo.

    ResponderEliminar
  20. Dintel, hoy eres fuente de alegrías para mí, por tantos lados...

    ResponderEliminar