GRANDES CONCEPTOS... PEQUEÑaS CONVERSACIONES

Las mayúsculas no tienen tiempo y así lo afirman a cada dos frases. Se lo cuentan las unas a las otras, ahora quejándose, ahora compitiendo por demostrar que tienen menos tiempo todavía que la interlocutora*, ahora asintiendo solidaria junto a otras mayúsculas en igual situación.

En cambio las minúsculas no entienden las sutilezas del lenguaje, como ya sabemos.
 -¿Y quién tiene tiempo? -preguntará alguna tontamente.
 - El tiempo no se tiene -contestará otra todavía más boba- se disfruta o se malgasta, pero no se tiene. Nadie lo tiene.
- Yo tengo veinticuatro horas al día -dirá alguna, más espabilada en cuanto a matices semánticos-. Y con éstas me arreglo como mejor puedo.
Y luego siempre aparece alguna graciosilla:
- Yo no tengo ni un minuto, ni uno -dirá volviéndose los bolsillos del revés.

Y así, muertas de risa, concluirán la conversación sin haberse percatado siquiera de que las mayúsculas hablan de algo muy diferente. Pero claro, las pequeñas no tienen la capacidad de comprender los grandes conceptos.

*Cuanto menos tiempo tienen, más importantes se vuelven en las jerarquías. Pero cabe resaltar que el tiempo es el único bien sobre el que se compite en mostrar tener menos que nadie; en cuanto a otros bienes, la competición es justamente contraria.

13 comentarios:

  1. Sí, las minúsculas, aunque no lo parezca, saben de lo que hablan... "tiene" tiempo quien lo invierte en experiencias que enriquecen el alma. Para esas personas tener tiempo es disfrutar de una buena conversación sin mirar el reloj o de la contemplación sin prisas de un paisaje físico o interior, de la lectura calmada de un libro deteniéndose en la esencia más allá de las palabras o caminar por el placer de hacerlo, sin tener que llegar a ningún sitio concreto...

    Si el tiempo sólo sirve para consumirlo en tener- parecer- conseguir, se esfuma como si no existiera porque esas metas, aún alcanzadas, nunca resultan suficientes y el tiempo nunca es suficiente.

    Besitosss

    ResponderEliminar
  2. Ni falta que les(nos) hace, a las minúsculas, comprender los grandes conceptos, que ya sabemos adónde llevan a las mayúsculas, que han elegido el dinero y el poder, en vez de elegir el tiempo para disfrutar de los conceptos minúsculos.

    ResponderEliminar
  3. Quién fuera minúscula por todos los tiempos!!!

    ResponderEliminar
  4. Si no tienen tiempo y además viajan mucho, eso las hace doblemente importantes...

    ResponderEliminar
  5. aysh... ¿competir? ¡qué pereza! definitivamente cada día soy más minúscula...

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno Anca! Me encanta eso de que el tiempo no se tiene, que se disfruta o malgasta. Y sí, yo también he observado esa extraña competición de a ver quien tiene menos...Cada vez me aburren más las mayúsculas. Yo cuando más malgasto mi tiempo en cosas no demasiado útiles según la filosofía de las mayúsculas, más lo disfruto. Cada vez soy más radical, o se está de un lado, o se está de otro. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Luz, qué interesante esto que dices, que nunca se tiene suficiente tiempo si se malgasta en cosas que no llenan. Lo comentaré con la a, a ver si está de cuerdo contigo (me da que sí). Besitosss

    Mármara, pero las minúsculas y tú nunca vais a llegar a nada de provecho. Lo sabes ¿verdad? Ni estauts ni ná, Mármara.

    Ay, Dintel, no sé si es una buena idea. No es tan fácil ser minúscula, rara vez se te toma en cuenta y hasta se puede acabar en la trituradora de papel. Ten cuidado con los deseos que pides.

    Mercedes, en cuanto a viajes, depende un poco de cómo se viaja. No es lo mismo viajar en una postal que en carta acolchada y por correo certificado. Ahí es donde se ve la diferencia de clases.

    Pena Mexicana, ya no tienes remedio, si no quieres ni competir, perdidita estás. Perdidita, minusculizada, ya sabes. Pobrecilla.

    Rosana, jaja, me ha hecho gracia este radicalismo tuyo. Pero sí, o se está de un lado, o se está del otro, aquí sólo hay minúsculas y mayúsculas, no hay letras intermedias.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. ¡Muy bueno y original!

    Me gustan las aminúsculas, me veo parecidas a ellas... un poco... o bastante.

    Un beso.

    Felices fiestas de Navidad y que el año nuevo te colme de paz y amor.(será muy simple, pero es lo que te deseo)

    mariarosa

    ResponderEliminar
  9. Muy felices fiestas a ti también, Mariarosa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. es un bien inverso.. muy agudas esas minúscula y qué felices son viviendo alejadas de los grandes conceptos..
    un beso

    ResponderEliminar
  11. Indigo, así piensan las minúsculas exactamente. las mayúsculas, en cambio, prefieren tenerlo bien ocupado.
    Un beso

    Ico, el único bien que las mayúsculas quieren (porque querer, lo quieren) y se empeñan en no tener. Extraño, hasta a mí me sobrepasa el concepto, qué voy a esperar de una minúscula
    boba.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. La verdad que la frase más recurrida para alguien que nunca quiere quedar contigo, no te llama por telefono, etc es relacionado con la ausencia del tiempo. Pero yo me digo que si realmente quieres, puedes... supongo que todo esta relacionado con ordenar nuestra escala de valores.

    ResponderEliminar