IDEaS

Cuando una idea entra en la cabeza de una minúscula, esta idea deambulará por el espacio vacío: ahora se posará aquí, ahora un poquito más arriba, ahora a la izquierda. Pronto se encontrará con otra idea dispar y ambas comenzarán a dialogar entre sí, creando gran confusión en la pequeña letra. Una tercera idea se sumará a la fiesta y después una cuarta y, con frecuencia, también una quinta. La dueña de la pequeña cabecita, bajo la influencia de sus propios pensamientos, cambiará de opinión y rectificará tantas veces, que más de una letra creerá que no se encuentra en su sano juicio.

En cambio cuando una idea entra en la cabeza de una mayúscula, se asienta y marca los pasos a seguir con absoluta coherencia y rigor. Nada distraerá a la letra capital de las pautas que ésta le marca y jamás se dejará influir por otras cuestiones. Adoptada una idea, la mayúscula no dejará espacio para otras nuevas, evitando así, como ya habrán deducido, cualquier margen de error en sus juicios y acciones.

De ahí que sean precisamente las mayúsculas quienes encabezan las frases: el contexto sería caótico si las ideas tuvieran que ser revisadas cada vez que aparecieran nuevos datos.

17 comentarios:

  1. Pues ¡qué quieres que te diga! a mí las minus me parecen mucho más divertidas... La vida hay que encararla con un poquito de locura y no con la rigidez de las otras; me aburre la gente encorsetada, los que nunca se equivocan, los que cuentan diez para todo....

    jeje... pero, claro, es que yo estoy como las maracas del Machín

    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Pobrecitas las mayúsculas... debe ser pesado mantenerse así de rígidas toda la vida, ¿no?

    ResponderEliminar
  3. Luz, ¿tú qué vas a decir si eres tan minúscula? En fin, cada quien es como es.
    Besitosss

    Ay, Pena mexicana, aún sentirás lástima por las grandísimas letras... Otra que parece minúscula por aquí :)

    ResponderEliminar
  4. jajajaja esa frase final es realmente genial
    ¡pues claro! ¿revisar las ideas cada vez que aparecen nuevos datos? ayyyyyyyy ¡horror!!!! que creo que el mundo se está volviendo mayúsculo

    He decidido que el beso que te envío sí, que sea mayúsculo
    :)

    ResponderEliminar
  5. Almena, me parece que el mundo siempre fue mayúsculo, que nada ha cambiado y ninguna idea se ha revisado desde... que descubrieron que la tierra era redonda.
    :(

    Un besazo para ti también.

    ResponderEliminar
  6. Lo caótico es tomar una idea perenne por bandera por muy mayúscula que sea.
    Un beso

    ResponderEliminar
  7. Yo imagino que para una minúscula la tierra no es redonda. No sé, lo intuyo de intuir nomás.
    Me he empapado con tus últimos post y me encantaron.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Ay, desde que te leo, me he dado cuenta de que echo de menos a unas intermedias entre las mayúsculas y las minúsculas...!

    ResponderEliminar
  9. Indigo, no sé si es caótico, pero tiene la ventaja de que piensas una vez y luego ya no necesitas pensar nunca más. Imagina qué descanso.
    Un beso

    Para las minúsculas, Máximo, la "tierra" es plana y rectangular y, en ocasiones, se compone de capas numeradas (en esas ocasiones sus mapas son denominadas "índice"). En otras, como el caso de este blog, los envoltorios de los congelados o las facturas, la "tierra" es simplemente plana.
    Gracias. Un beso.

    Mercedes, creo y sospecho que el término medio son las vírgulas y demás signos que no tomamos en consideración.
    Por cierto, te debo todavía una respuesta sobre los acentos, no me he olvidado, pronto la tendrás.

    ResponderEliminar
  10. lo que me enojo cuando quiero empezar una frase con minúsculas y el corrector del word te la corrige una y otra vez. mayúsculo dictador!!! creo que alguien tiene miedo de que nos divertamos y seamos felices. me encanta pasar por aqui.
    lindo día. beso

    ResponderEliminar
  11. Pablo, es cierto, a mí también me ha pasado. Word es mayúsculo (claro, igual que Microsoft).
    Y a mí me encanta que pases por aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. Muy buenos días!!

    La primera vez que piso tu blog (imaginariamente) y me he encontrado con un problema que tengo a diario gracias al bendito teclado: uso las minúsculas más que mayúsculas, ¿por qué? no lo sé. Debe ser porque soy minúscula también de estatura, jiji...!!
    Voy a seguir chusmiando tu casita hassta aquí, este tema me ha gustado mucho, es original y sesudo.

    Un abrazo.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  13. Mariarosa, ahora me siento en la responsabilidad de escribir sesudo... y me da vértigo.
    Gracias por tus palabras. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Es que la minúsculas on ágiles, versátiles, fuetemente influenciables, porosas, dispersas siempre se pone del lado del otro y es capaz de cambiar de ida con una rapidez asombrosa..las mayúsculas están bien para los tratados legales y para las tesis..

    ResponderEliminar
  15. En pocas palabras, Ico, las minúsculas son unas incoherentes y las mayúsculas son de fiar. Triste vida la de las pequeñas que andan perdiditas.

    ResponderEliminar
  16. Ay... cuanto me gustaría empezar a ser mayúscula... ;)
    Pd. Curioso blog... me gusta.

    ResponderEliminar
  17. Alejandra, convertirse en mayúscula es un proceso largo y complicado, pero poder, se puede. Y luego todo es más fácil.
    Gracias :)

    ResponderEliminar