EL SENTIDO DE LA VIDa (de una minúscula)


Algunos lectores de este blog, con todo el cariño del mundo, llaman a las minúsculas por el diminutivo "las minus". No lo hacen con mala intención, pero ahí es donde se ve claro todo: ser "minus" es ser menos. Menos que nadie y desde luego menos que cualquiera de las mayúsculas que te puedes encontrar en un texto.
¿Por qué, entonces, se empeñan estas ridículas letras en ser más? ¿Por qué no aceptan de una vez la poca relevancia que tienen para el contexto? ¿Por qué buscan sin parar un lugar en la frase que las haga destacar? Las minúsculas no tienen la función de destacar, ni de acentuar, ni de encabezar frases importantes. Su función es muy simple: poner ahí su cuerpecito, con su significado y su alma boba, para que al final de todo, la frase tenga sentido. Nada más.

MaQUIAVELICAS


Las minúsculas no han nacido para dirigir. Si por ellas fuera la gramática se volvería tan simple, que nadie querría adoptarla como norma. Sus cabezas son simples, así que sus soluciones también lo serían. Simples, estúpidas y, desde luego, poco favorecedoras para las diversas industrias que sostienen todo el abecedario. ¡El abecedario, nada menos! ¿Hay algo más sagrado que sostener? Pero a ellas, pequeñas bobaliconas, les importa muy poco si cambia todo el sistema y de pronto la erre se convierte en la primera letra del alfabeto, o si lo hace la uve.

Una que yo conozco es tan tonta que, aunque se da cuenta de que ella sería la primera en cambiar de posición, aceptaría el cambio de buen grado si esto favoreciera a las zetas. Dice que está harta de ver el abecedario ordenado siempre igual y que ya sería hora de cambiarle el look. Y juega a torturarme con estas ideas sobre revoluciones y me cuenta cómo quedaría mi teclado y los botones del móvil. Me canta el nuevo orden alfabético por las noches, una y otra vez "ere, zeta, pe, u, de"... y así hasta decirlas todas y hacerme enfadar de verdad. No quiero gritarle a una minúscula, pero es que... uf.

PREMIO aMISTAD

Tengo otros asuntos entre manos estos días, pero la minúscula que nos ocupa está dando saltos sobre el escritorio, metiéndose por entre mis dedos al teclear, chapoteando en el vaso de agua que siempre me traigo cuando me siento al ordenador (agua ahora ya imbebible) o jugando a Tarzan con mi flequillo. Todo por llamar la atención: le han dado un premio con entrevista incluida. Y así está.

Atenderé, pues, sus requerimientos y haré la entrevista, a ver si con esto me deja tranquila para escribir otras cosas. Ahí va, pequeña, tu entrevista. Como ya os he comentado antes, las minúsculas no tienen voz así que yo contestaré en su nombre.

A)... ¿PORQUE TE DECIDISTE A TENER UN BLOG?
Las minúsculas escriben. Lo hacen en cuadernos, en los márgenes de los libros, en listas de la compra, en diarios con candado, en documentos oficiales, en cartas y postales, en tartas de cumpleaños, en facturas, billetes de autobús y en blogs. Lo de los blogs, aunque jamás lo confiesen, es por dar el espectáculo, ya se sabe que son algo faranduleras. Esto lo añado yo de mi cosecha, sin que la minusculita lo sepa.

B).. CUANTO HACE QUE LO TIENES?
Es difícil poner fechas a cualquier cosa que hagan las minúsculas, ahora empiezan un blog, luego lo dejan por varios meses para irse a peinar vírgulas, luego regresan... total, que en tres años no han escrito ni cien artículos (llegados a este punto las mayúsculas se sonreirán complacidas por la evidencia). ¿Se vale decir "tres años" a pesar de todo?

C).. QUE SENTIMIENTOS TUVISTE A TRAVES DEL MISMO?
Gratitud, mucha gratitud por cada visita de las otras maravillosas minúsculas, por los buenos sentimientos que han dejado escritos aquí. Son unas blandengues sentimentales, sí. La que habita este blog es especialmente blandengue.

D).. COSECHASTE MUCHOS AMIGOS?
Esta minúscula está convencido de que algunas de las personas que pasan por aquí son amigos suyos, aún sin conocerles en persona. Ella y su mundo de fantasía multicolor... ay...

E).. QUE ES LA AMISTAD PARA TI?
Esa cosa invisible que hace que un grupo de minúsculas permanezcan unidas en la misma palabra

F).. QUE TE GUSTARIA DECIRLE A UNA AMIGA HOY?
¿A qué jugamos hoy?

G). QUE ESPERAS DE UNA AMISTAD?
Las minúsculas son seres libres. Dan y esperan la libertad.


Reglas*:
2º Poner en tu blog las reglas
3º Entregarlo a seis amigos/as
4º Avisarle en su blog que tiene un premio.

Y con el corazón húmedecido por mocos y lágrimas (y el agua de mi vaso), las minúsculas nominan sólo a seis (en esto tuve que insistirle mucho) de los que quisiera nominar, seis que han tenido mucho que ver en la continuidad de este blog:


*Sí bien esta minúscula no ha roto la cadena (esta vez) libera a sus nominados de cualquier obligación que este premio implique.