FELIZ PáGINA NUEVA

Cuando una página ha sido escrita por todas las letras que cabían en ella, debe empezarse una página nueva. Y (¿cómo no?) semejante acontecimiento es motivo de festejos y celebraciones para las letras de todos los idiomas y alfabetos, siendo el día de Páginavieja uno de los más memorables (el de Páginanueva no lo es tanto debido a las múltiples resacas).

En un alarde de inteligencia sutil que creen poseer y desean mostrar, las minúsculas afirman que "pasar página" en este caso no se refiere a pasar a otra página a vivir, sino que tiene un doble sentido la expresión y ello significa que el nuevo año está por escribir y que de nuevo todo es posible para todos, que pueden formar nuevas palabras y protagonizar hazañas dignas de mención. Benditas bobas, para una vez que la cosa no tiene doble sentido, ellas van y se lo encuentran.

Y así empiezan ellas la nueva página, llenas de deseos y buenos propósitos que se esforzarán al menos dos frases en mantener.

-¡Feliz página nueva!- se desean con la boca todavía llena de confeti.
-¡Que tus deseos se cumplan!- se responden las unas a las otras mientras vuelven por enésima vez el primer fascículo del curso de inglés.