CRISIS ORTOGRáFICA


La cuestión de la crisis es bastante simple: había exceso de mayúsculas. Todo el mundo sabe que en una frase bien construida no debe haber más de una mayúscula, la que encabeza a la misma. Como única excepción a esta regla, se permite alguna que otra mayúscula cuando se trata de nombres propios.
Bien, pues hecha la ley, hecha la trampa. Hace un tiempo las frases empezaron a llenarse de nombres propios sin apenas minúsculas entre ellas que puedan sostener el sentido de la frase.
A todo esto hay que añadir que muchos de estos nombres propios estaban encabezados por minúsculas venidas a mayúsculas, asunto que multiplicaba el número de mayúsculas existente y ponía en peligro seriamente todo el sistema ortográfico.
Los jóvenes, confundidos por la situación, empezaron a mezclar mayúsculas y minúsculas de forma iNDiscrIMiNadA en sus escritos, mientras que otros escribían en sus e-mails sólo con mayúsculas.
El asunto ya era insostenible.

Ahora las mayúsculas están cayendo una a una, ahogadas por las deudas contraídas para hacerse con un nombre propio, mientras las minúsculas se mantienen donde estaban (no se puede caer más bajo que una minúscula). Mientras las mayúsculas pierden las frases de su propiedad, las minúsculas no pierden nada, porque nunca han tenido una frase propia. Y las minúsculas venidas a mayúsculas vuelven a ser minúsculas de nuevo.

Es tiempo de minúsculas, más nos vale asumirlo.

17 comentarios:

  1. No sé... parece que hasta vírgula se ha puesto gafas oscuras para no ver según que cosas... o puede que se esté protegiendo los ojos de tanto brillo de oropel...
    En cualquier caso... tu última frase es más bien esperanzadora ¿no?
    Yo así la "asumo".
    :)
    Besos mil, bella "a"

    ResponderEliminar
  2. Es así, ami... Cuanto menos se tiene, menos se pierde, y no es cuestión de escasez sino de saber qué es necesario para ser uno mismo, y nos sobran tantas cosas...

    Me ha encantado tu post :))

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. De lo que se viene a deducir, una vez más, que el tiempo lo pone todo en su sitio, incluso a las minúscula venidas a mayúsculas. Y que esta vida es tan sabia que permite a todas las especies realizar su selección natural cuando es preciso y menester.
    Y ya, por último, hacer mías las palabras de Luz, que comparto al cien por cien, incluido que me ha encantado el post.

    ResponderEliminar
  4. "Tiempo de minúsculas", me ha encantado la frase.
    Lo malo es que las mayúsculas, antes de caer al barro tiran a las minúsculas, para asegurse de que las minúsculas siguen estando por debajo y más sucias que ellas...

    ResponderEliminar
  5. Jolín, como dicen ustedes, con esto de la crisis!
    Recuerdo el "Ustedes y nosotros" de Benedetti.

    Y te pego la letra de un duo de rock de aquí de los 70 y 80, Pedro y Pablo.
    Me encantó, como siempre, lo que escribiste. Besos.

    CONTRACRISIS

    Desde mi adolescencia
    escuché hablar de crisis
    como de una dolencia
    como si fuera
    el cáncer o la tisis.

    Escuché a mis mayores
    frunciendo el entrecejo
    hablar de los valores
    -crisis del valor-
    de nuestro mundo viejo.

    Usando esa palabra podrida
    con gusto a callejón sin salida
    pequeño sustantivo descalificativo:

    crisis, crisis, crisis, crisis

    crisis en la luz de los ojos del hombre
    crisis en las ganas de amar de la gente
    crisis aunque sea tan solo un nombre
    para echarle toda la culpa al presente.

    Pero yo no estoy en crisis
    yo tengo mucho que dar
    creo en vos y creo en mí
    y necesito cantar
    y necesito cantar.

    Escucha las trompetas
    y pícolos y cuernos
    la voz de los profetas
    hablar de los infiernos
    yo miro en los planetas
    y siento en sus influjos
    que somos marionetas
    bajo los dedos brujos
    de fuerzas que superan la mente
    cuando la mente no está conciente
    de todo lo que pueden
    en tanto que se haga

    Crisis, crisis, crisis, crisis

    crisis de pareja, crisis de nervios
    crisis económica, crisis de llanto
    crisis de valores, crisis de histeria
    crisis energética, crisis de canto.

    Pero yo no estoy en crisis
    yo tengo mucho que dar
    creo en vos y creo en mí
    y necesito cantar
    y necesito cantar.

    ResponderEliminar
  6. Me encantó este post, tanto que pude haber escrito en letras mayúsculas.

    MAYúSCULOS SALUDOS

    ResponderEliminar
  7. :D Me ha encantado! Y estoy feliz de q el tiempo sea de minusculas, ellas también tienen derecho a ser protagonistas.

    ResponderEliminar
  8. Siempre tan cargada de "sentidos" e ironía.Tus juegos de palabras y la ironía fina me encantan.
    Seguiremos la crisis de las mayúsculas con algo de piedad también por las mayúsculas que no tenían culpa y también han caido( que los hay como en todo).

    ResponderEliminar
  9. Bueno, bien, como si más subes más caes, perfecto, nuestro porrazito será muy pequeñito.
    Un abrazo, te echaba de menos.

    ResponderEliminar
  10. Sip, que La Crisis vino con y por Mayúsculas!
    Vamos por lo nuestro: comencemos a nivel micro con nuestros minúsculos aportes; si somos capaces de modificar para bien nuestro entorno, les daremos una mayúscula lección a esas pocas mayúsculas globalizadas.
    Y las pondremos en su lugar, psss!

    (P.D: ¿dÓNDE lAS pONDREMOS??)

    ResponderEliminar
  11. Mayúsculos besos y minúsculas que sobrevuelan como
    luciérnagas ...
    Que alegría poder leerte :)Te sigo como siempre
    Besos y abrazos IndelebLes

    ResponderEliminar
  12. hola
    me ha gustado y divertido mucho todo lo que escribes
    estoy de acuerdo
    tendremos que aprender a ser sencillos

    ResponderEliminar
  13. Pues fjate que me da a mí que por culpa de las mayúsculas, algunas minúsculas van a ser relegadas a simples signos de puntuación. Al tiempo.
    Besos...

    ResponderEliminar
  14. Siempre he preferido y lo sigo haciendo a las minúsculas; en tiempos de bonanzas y de crisis.

    Abrazos y gracias por tu felicitación

    ResponderEliminar
  15. Excelente reflexión, no es una cuestion menor. La cosas por su nombre, los puntos sobre las ies y las mayusculas en su lugar.

    Me alegro que te hayan gustado los enojitos!
    saludos!!
    ivana lagartija

    ResponderEliminar