SILENCIaDAS



Uno de los lugares más inhóspitos para las minúsculas son los teléfonos móviles, los de los adolescentes en particular. Estos seres son extremadamente despiadados con las pequeñas, pues ignoran a gran parte de ellas al redactar sus mensajes sms. Por poner ejemplo, este escrito quedaría de la siguiente manera:

1 d ls lgars + (inhóspito no existe, los adolescentes no usan tanto vocabulario) xa ls minsculs sn ls tlfns mvls ... etc.

Observad que multitud de minúsculas han sido silenciadas y otras han sido sustituidas por signos o números, de tal modo que donde convivían cincuenta y una letras ahora sólo quedan treinta y tres de ellas, un número y un signo. Observad que, aunque se las intuye, de veinticuatro vocales sólo quedan cuatro y, en cambio, de treinta y dos consonantes sólo han sido enmudecidas o sustituidas cinco, con lo cual la proporción de víctimas es prácticamente inversa. Como vocalista militante que soy, debo alzar mi grito en el cielo por semejante opresión.

Difícil es ser minúscula, pero más difícil todavía si además se es vocal, esta es mi conclusión.