PaPELES


A las letras les gustan mucho los papeles, como es natural, pero en el caso de las mayúsculas este "gusto" sobrepasa ya su concepto, sobrepasa incluso el concepto de amor, para llegar al punto de verdadera obsesión. Una mayúscula, por ejemplo, será incapaz de realizar el más mínimo acto sin generar a raíz de ello una considerable cantidad de informes, justificantes y comprobantes, sellados y firmados, por duplicado o triplicado, según el caso. Y cómo son siempre las mayúsculas quienes encabezan los libros, los párrafos y hasta la más insignificante frase, todos los textos se rigen por estas normas y esta producción obsesiva de papeles y documentos.

Las minúsculas, caóticas cómo son, se pierden entre tantos papeles (a veces se pierden literalmente y tardan semanas en encontrar la salida para volver a ocupar su sitio) y cometen graves errores: escriben datos confidenciales en papel autocopiable, redactan las memorias más largas sobre un rollo de los de cocina (cómo son un rollo, pobrecitas se confunden y creen que de ahí viene la expresión), envían los informes de gestión a sus subordinadas en vez de a las letras capitales... causando graves malentendidos en el párrafo y a veces entre ellas mismas.

12 comentarios:

  1. Pobres minúsculas. Sometidas a esa maraña de burrocracia impuesta por las malévolas innombrables.
    Besos, genio.

    ResponderEliminar
  2. Ayer le escuchaba a un comentarista político que Rusia impone sus reglas del juego a todas las repúblicas que, alguna vez, estuvieron bajo la influencia de su poder. Rusia es mayúscula, por tanto. Y las Osekias, las pobles, minúsculas atrapadas entre dos fuegos.
    Así es el mundo. Las mayúsculas imponiendo sus reglas, las minúsculas intentando salvarse como pueden.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de recalar en tu blog y veo admirable la apuesta que haces por las minúsculas, sobre todo en este mundo de "mayusculización" que vivimos. ¿Por qué todo el mundo se empeña en escribir palabras como presidente, alcalde o concejal en mayúsculas cuando siempre han sido en minúscula? Es curioso, pero todos los que quieren darse importancia escriben sus cargos, aunque sea un fontanero en su tarjeta de visita, con mayúscula inicial. Sólo hace falta darse una vuelta por internet, por los teletipos de agencias de noticias e incluso por algunos periódicos, que con eso del copia y pega notas de prensa se pasa a menudo y dejan esos carguitos en mayúscula, cuando es bien sabido que sólo van en alta el Papa y el Rey, y pocos más...

    ResponderEliminar
  4. Puesto que son las mayúsculas quienes encabezan los desfiles de palabras, sobre sus espaldas cae la responsabilidad y el castigo de la crítica; por estar siempre en primera línea deben tener ya la cara muy dura...

    ResponderEliminar
  5. Lo que no saben las mayúsculas es que sin caos nunca habría existido el orden, y que este último no es permanente; nada es permanente...

    Besitos viajeros

    ResponderEliminar
  6. Justo el comentario del anterior anónimo, ha dado en el clavo. Yo estoy de acuerdo.

    Besitos a todos.

    ResponderEliminar
  7. Sin las minusculas.. las MAYUSCULAS tendrian poco que decir y muchas hojas mas que las minusculas si quieren intentarlo.
    Original como siempre "a"

    Saludos!!! hermana.

    ResponderEliminar
  8. en mi caso, las mayúsculas son los "jefes" y las minúsculas obedientes trabajadores bajo su mando...

    ResponderEliminar
  9. Puede que las mayúsculas encabecen los párrafos,compongan los títulos y se lleven los laureles pero la almendra de la cuestión está siempre en manos de las minúsculas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. aquí vengo con mis minúsculas de poesía minisculita tratando de hacer papeles y no papelones mayúsculos.
    Una alegría leerte de nuevo.
    Te abrazo.

    ResponderEliminar
  11. aggg son tan gritonas las mayúsculas...
    en cambio, qué agradable escuchar la voz susurrante de las minúsculas
    ;)

    Besitos, bella.
    Vuelvo a lo cotidiano

    ResponderEliminar
  12. A mis letras ya no le gustan tanto los papeles, manan con mas fluidez en la pantalla del portatil...


    hasta las letras se adaptan a los nuevos tiempos! ;-)


    Abrazos!

    ResponderEliminar