MAYUSCULISTAS Y MINUSCULISTaS

-Tan malo es el mayusculismo como el minusculismo(1) -suelen afirmar las mayúsculas que se las dan de modernas y sensibles.

Podría parecer que las mayúsculas están pidiendo a gritos su propio sometimiento a las minúsculas (que es la unica opción que queda si descartamos las anteriores por malas) pero no: es puro desconocimiento de causa. Creen ellas que las minúsculas quieren darle la vuelta a la tortilla, pagarles con la misma moneda; se olvidan de que las bobas, aún en plena revolución, jamás pedirían más de lo que les corresponde (2).

De ahí la confusión, extendida entre mayúsculas y también entre minúsculas(3).


(1)Segun el Reglamento Aclaratorio Específico (conocido como RAE y acatado cómo máximo órgano de gobierno en el mundo de las letras), el mayusculismo es una actitud de prepotencia de las mayúsculas respecto a las minúsculas, mientras que el minusculismo es un movimiento que exige para las minúsculas iguales derechos que para las mayúsculas.

(2) a consecuencia de ello, en las negociaciones donde todo el mundo cede algo... pues ya os podéis imaginar
(3) de ahí el chasqueo de lengua con que muchas minúsculas muestran su desaprobación a sus hermanas minusculistas

BORRaBLES

Algunas minúsculas están escritas a lápiz... por lo tanto son borrables*, tan borrables que desaparecen sin dejar huella del papel en que han sido escritas.

...No, no, que no cunda el pánico entre todas las minúsculas, esto suele pasar en los cuadernos para dictados (también conocidos como cuadernos dictatoriales), no os preocupéis, pequeñitas...

*Perdonad la crueldad de esta imagen.

LOS SUEÑOS DE LAS MINUSCULaS

Los sueños de las minúsculas son tan ridículos como las propias soñadoras. Que si ballet, que si mariposas, que si esto que si lo otro, pero siempre ilusiones idiotas que nunca han llevado a nadie a ninguna parte.

Algunas de ellas, las afortunadas, tienen una tía mayúscula que hace lo necesario para apartarlas de su error, interviniendo ante quien hiciera falta con tal de cumplir su benéfico propósito.
Las otras, las que no tienen parientes mayúsculas, caen bobamente en la trampa de sus propios sueños. No llegan a ninguna parte, claro, y ruborizan a quien las ve y provocan las habladurías y cuchicheos de los curas y de las cocineras.

EN BLaNCO

De las peores cosas que le pueden pasar a una minúscula es quedarse en blanco, pero lamentablemente es de las cosas que más frecuentemente les ocurre: cuando la mayúscula más importante le pregunta sobre tal informe, cuando tiene un examen de loquesea, cuando intenta recordar un nombre, cuando está interpretando Hamlet, etc.
Y cuando escribe un blog también, por supuesto.

LUNaTICAS

"Unas lunáticas" - dicen las mayúsculas cuando se habla de las minúsculas en los parlamentos, aun sabiendo que ellas lo verán en la tele.

Las pequeñas lo ven y, obedientes cómo siempre, se agarran a una punta de la luna... y giran y giran alrededor del mundo a velocidades realmente lunáticas, entre risas y cosquillas, sintiendo placer hasta el límite del rubor.