MINUSCULaS VACACIONES


Cuando las minúsculas se cansan de escribir la misma historia, cuelgan el cartel de "cerrado por vacaciones" y de inmediato actúan en consecuencia: se van a escribir* a otra parte, literalmente (o literativamente).

Rara vez les dura más de dos semanas la escapada y, pobres flores de ababol, en su excesiva disposición, predisposición y disponibilidad, acumulan año tras año nuevos lugares donde escribir, obligándose a sí mismas a correr sofocadas de uno a otro y del otro a otro más y luego al nuevo... y así hasta necesitar unas buenas vacaciones y marcharse a escribir a otra parte.

Pero esta vez tampoco les dura más de dos semanas y, florecitas de ababol, vuelven (con el nuevo sitio de rigor a cuestas) para contestar a preguntas sobre el lugar qué ocupan los números o si huelen las minúsculas al desnudarse**. Y otra vez a correr y cada vez más deprisa.


*para una minúscula escribir viene a ser lo que para una persona vivir
**estas preguntas serán contestadas a la vuelta

22 comentarios:

  1. Disfruta de tus minúsculas vacaciones.
    Como tú bien dices, a escribir minúscula, a escribir.
    Te estaré esperando.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Felices vacaciones y... ya nos contarás.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Pobres minúsculas, son como unas hormiguitas laboriosas.. que no saben de su importancia real. Las quiero ! :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Felices vacaciones...

    Las minúsculas...toman el sol con la suficiente protección??

    B x C

    ResponderEliminar
  5. a disfrutarrrrrrrrrrr!!!!!!!!!! :)

    ResponderEliminar
  6. Buenas vacaciones para vos y para todas las minúsculas.

    A vivir!
    A escribir!

    Disfruten mucho.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  7. que sea MAYUSCULO el descanso y la diversión...

    ResponderEliminar
  8. Las minúsuculas nunca pueden dejar de formar letras aunque se crean de vacaciones, o probando nuevas tareas.

    Que disfrutes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Te deseo minúsculas picaduras de mosquitos, minúsculas quemaduras solares y MAYUSCULAS embriagueces.

    Hasta pronto

    ResponderEliminar
  10. Disfruta tus vacaciones, a mí ya me va quedando menos ¡qué falta me hacen! Yo, como tú, también aprovecho para escribir algo y para leer mucho.

    Besitos y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  11. Que "minúscula-ababol" se desestrese y disfrute tanto, que no tenga más remedio que volver cargada de alegría hasta las trenzas.
    :)

    beso!

    ResponderEliminar
  12. Felices vacaciones y que regreses llena de minúsculas historias para todos...

    ResponderEliminar
  13. Ya nos contarás entre minúsculas y mayúsculas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Navegando y navegando por esos mares de letras que son los blogs, y como buen veraneante amante de las aventuras que se desarrollan entre los párrafos ajenos, llegué a este universo de letras y palabras con marcada personalidad.

    Da gusto encontrar un pedacito de tierra tan fresco y original en este inmenso mar. Con su permiso, echo el ancla, amarro mi embarcación y me quedo por aquí a disfrutar de la luz de sus posts durante un tiempo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Cuidadín con el sol y los excesos estivales.
    ¿Y ahora qué haremos sin ti estos días?
    Cuidate, disfruta y sobre todo... ¡vuelve pronto!

    ResponderEliminar
  16. Sé feliz, ami... :))). A mí me toca pronto.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  17. Sólo espero que no vaya a haber olas mayúsculas.
    Un besito y que disfrutes.

    ResponderEliminar
  18. Disfruta de las vaciones, cuidate y vuelve con esa frescura e ingenio que te caracteriza.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Te has ido literalmente o literativamente?..he estado explorando y me ha gustado..-el problema solo es la falta de tiempo- hummm ya veremos :-)
    Besitos

    ResponderEliminar
  20. Sólo dos semanitas... Bueno, más vale algo que nada. A disfrutar!!!!!

    ResponderEliminar
  21. Lo minúsculo pasa desapercibido a los ojos que se deslumbran por la majestuosidad, pero es el detalle que percibe quien valora la íntima esencia de las cosas.

    He leído con deleite “De un trazo” y de entre todos los cuentos, destaco “La otra mejilla”: Fantástico, no se puede decir más con tan minúscula concisión.

    Felicidades por tu trabajo. Un abrazo.

    ResponderEliminar