TITULITIS

Del mismo modo en que las minúsculas aspiran a tener una palabra propia (y algunas vocales consiguen formarla por si mismas sin necesidad de otras letras que la acompañen), las mayúsculas apiran a los títulos, de hecho una mayúscula sin títulos no es una verdadera mayúscula.

Ay, pero algunas mayúsculas son tan insignificantes que sólo consiguen un título a lo largo de su vida. Curiosamente éstas son las mejores defensoras de la titulitis y cada vez que se encuentran con una minúscula (o incluso con un signo de puntuación) le estampan en la cara su diploma, pronunciando con un afectación el título que ostenta.

Otras veces tiene la fortuna de coincidir con mayúsculas de su misma titulación. Entonces se deshace en sonrisas y mueve la colita (si es que la tiene) ...

14 comentarios:

  1. Que no se diga que no tienen un certificado que lo asegure. Que no se diga que la minúscula se va a ir de rositas sin enterarse de que ella lo tiene...
    Genial, como siempre.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. bueno, bueno, buenooooo
    no sé, igual es que vírgula es mi debilidad, pero en esta viñeta está "sembrao".

    ¡¡vírgula for president!!

    Muchos besos, querida aminúsculA

    ResponderEliminar
  3. Amén a todo lo q dice este post! y buenísima la billeta en este mundo en el que valen más los títulos que las personas!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja, la cara de vírgula se merece un zoom! Muy bueno :)

    Besitos ami!

    ResponderEliminar
  5. y que será de als minúsculas en el alemán??
    no encabezan casi ninguna palabraaa!!!

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Y exactamente como dice vírgula... y eso sirve para rascarse la oreja? :-)

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Es imposible hacer un comentario mejor que el de vírgula, así que solo me sumo al suyo :))
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Ufff...esto pinta subversión y revolución...


    Mi madre hizo el Master en Pediatria para abuelas de CCC y desde entonces, no tenemos un segundo de calma...

    Estoy por matricularla a curso interactivo para guitarristas con el metodo Santana, a ver si rebaja la tensión...

    ResponderEliminar
  9. Las mayúsculas son de pesadilla. Menos mal que Vírgula las canta claro, sobre todo cuando no ha tomado la medicación.
    Saludos

    ResponderEliminar
  10. jejeje... Se pueden hacer muchass cosass con esos títulos cuyo único aval es el ego...

    Besitos, ami

    ResponderEliminar
  11. Se me olvida leer los títulos y cuando los leo, olvido lo leído. Cuando las letritas chiquitas del texto empiezan a interesarme, vuelvo los ojos al título.
    Así que menos chulerías, un título pobre y sin compañía sólo sirve si dice WC, STOP, SALIDA... y cosas así. Y para eso tampoco hacen falta lentejuelas ni certificados.
    Un abracito.

    ResponderEliminar
  12. Hay tantos títulos por ahí, que cada vez valen menos y las personas, los ostenten o no, más.

    Oye, en mi país las placas de los autos ya no llevarán vocales...¿qué haremos sin tu participación?

    ResponderEliminar
  13. Lo de los títulos es una cosa exageradísima y además a un grado realmente absurdo. Mucho importa el título y poco lo que realmente sabe la persona... parece mentira

    ResponderEliminar
  14. Las mayúsculas hay un título que no poseen y es el de saber utilizar el silencio...
    Bicos.

    ResponderEliminar