UN LIBRO EN BLaNCO

Las minúsculas están tan desprovistas de todo lo material, que sus casas son cómo enormes libros en blanco: no hay muebles cómodos, ni hay pasillos, ni habitaciones bautizadas con nombres que ayuden a averiguar su utilidad (dormitorio, comedor, sala de estar... etc). Cada vez que quieren descansar, por ejemplo, las minúsculas han de buscar un lugar adecuado dónde hacerlo y se ven obligadas a recorrer varias páginas hasta encontrar ese maravilloso sitio que propicie una buena siesta.

Las mayúsculas, en cambio, lo tienen más fácil. Sus casas tienen habitaciones con nombre y pasillos lo suficientemente estrechos cómo para seguir los pasos de sus antecesores sin la menor desviación, sin perderse jamás. Sus libros están bien escritos de antemano.

Mucho más cómodo, desde luego. Y más razonable.

7 comentarios:

  1. Más cómo y razonable, pero por eso mismo las mayúsculas se van petrificando, mientras que las minúsculas son cada día más ágiles y espontáneas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Más cómodo y razonable, pero por eso mismo las mayúsculas se van petrificando, mientras que las minúsculas son cada día más ágiles y espontáneas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Fíjate aminúsculA, ELLAS no son libres. Sus casa-libro vienen ya marcadas con un índice que les obliga a situarse en una página-habitación concretas. Y no pueden moverse de allí. No pueden perderse libremente. Deben estar siempre dispuestas en su número de página para que cualquiera pueda localizarlas. Y siempre las primeras, siempre en primera línea.
    Las minúsculas se esparcen libremente por toda la casa...
    Por cierto, Sam no puede ya estar más blanco. Cómo me gustan tus viñetas.
    Déjame decirte que eres una artista.
    Que tengas un fin de semana feliz.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Solo puedo decirte: ARTISTA!!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Como dice Almena, es mucho mejor sentirse libre que estar predestinado a algo... :)
    Saludos aminúscula

    ResponderEliminar
  6. Le estaba dando vueltas....y no sé si la llamarán Ariel o Arial...

    ResponderEliminar